Las Marzas

Compartir

Las Marzas de Bahabón de Esgueva

  1. Pa cantar las marzas
licencia tenemos
Del señor alcalde
y vecinos del pueblo
2. Comienza en nombre de Dios
y de la virgen que’s buena
3. El Santísimo sacramento
que’n la misa se celebra
4. Levantaos damas
a vuestras ventanas
5. Oireis cantar
estas lindas marzas
6. Mozitas hermosas
si quereis oir
7. Estas lindas marzas
que cantan aquí
8. Levantaos damas
de esas blancas camas
9. Abrireis los cofres
nos dareis castañas
10. Levantaos damas
de esos blancos lechos
11. Abrireis los cobres
nos dareis los cuartos
12. Y a las viudas verdes
también las diremos
13. Que para mañana
vendremos a veros
14. Y sera muy justo
que vuestros bolsillos
15. Niñas generosas
pagen estos gustos
16. Y vosotras las mujeres
no lo echareis en olvido
17. Que también los mozos quieren
cuarenta duros pa vino
18. Y vosotras las mocitas
no lo echareis en olvido
19. Que tambien los mozos comen
longanizas con tocino
20. Si nos dieran dieran
con el vino peras
21. Si nos dieran diesen
con el vino nueces
22. Esta noche entra marzo
primavera de verano
23. Y también entra esta noche
el bendito angel de la guarda
24. Que nos guarde y nos defienda
y nos favorezca el alma
25. Tras de marzo entra abril
con las flores relucir
26. Tras de abril entrará mayo
con las flores relumbrando
27. Tras de mayo entrara junio
con las hoces en el puño
28. Tras de junio entrara julio
segando muy a menudo
29. Tras de julio entra agosto
en que lo remata todo
30. Tras de agosto entra septiembre
¡oh! que lindo mes es este
31. Que se coge pan y vino
y harina en carremolino
32. Si para siempre durase
pan y vino no faltase
33. Mes de mayo mes de mayo
el de los grandes calores
34. Cuando los bueyes están gordos
los caballos corredores
35. Cuando los enamorados
andan en busca de amores
36. Unos se sirven de rosas
otros de rosas y flores
37. Otros con gallinas pintas
otros con gallos capones
38. Otros con dulces palabras
que roban los corazones
39. Otros con buenos dineros
aquellos son los mejores

 

40. La mujer con su marido
en el monte tiene abrigo
41. Triste de mi cuitado
metido en tantas prisiones
42. Sin saber cuando es de día
tampoco cuando es de noche
43. Si no por tres pajarillos
que cantan los mis amores
44. El uno es la tortolilla
el otro el ruiseñor
45. El otro es un pajarillo
de las aves el mejor
46. Ni se posa en rama seca
ni tampoco en rama en flor
47. Que se posa en tierra llana
a la sombra de un terrón
48. Me lo mató un caballero
a la raya de Aragón
49. Si yo le pillara aquí
le diera galardón
50. Si de la prisión saliera
el galardón yo le diera
51. El domingo sin camisa
y la Pascua sin jubón
52. Para la Pascua de flores
para la pascua de flor
53. Debajo de tus quiciales
hay unos frescos rosales
54. Debajo de tus puertas
hay unas rosas muy frescas
55. Que amanezcan vuestras hijas
con las ruecas en las cintas
56. Que amanezcan vuestros hijos
con puñales en los cintos
57. Aqui vive una mora
aqui vive una señora
58. También vive un hombre honrado
que’s el señor deste barrio
59. Sabemos que tiene vino
si nos quiere dar un trago
60. Señoras desta villa
no tien viñas ni majuelos
61. Por eso tienen gallinas
si nos quieren dar un huevo
62. Y vosotras las mujeres
las de la sábana blanca
63. Nos daréis un huevecito
de la gallinita blanca
64. Y vosotras las mujeres
las de la sábana negra
65. Nos daréis un huevecito
de la gallinita negra
66. Y vosotras las mujeres
las de la sábana pinta
67. Nos daréis un huevecito
de la gallinita pinta
68. Señoras las desta villa
las armas me han de guardar
69. Para que contra la Francia
en defensa del buen Juan
70. Y con esto ¡ea ea!
y con esto ¡adios, adios!
71. Esta noche un par de huevos
y a la mañanita dos
72. Media docena media docena
dos docenas es mejor
73. Mes de mayo mes de mayo
cuando la zorra madruga
74. El que mucho vino bebe
con agua se desayuna
75. Si vas a cantar las marzas
no digas que tienes frio
76. Te llaman el poca ropa
¡ jódete y no haber venido !
77. Cinco mil y mas murieron
en el cuello de un jugón
78. Unos murieron a uñate
y otros a retortijón.

La Peseta

 
«La Peseta» es la patente (cuota) o el pago que tiene que hacer el chaval para pasar a ser mozo, a los mozos veteranos.
Desde hace años el pago de La Peseta es económico, en dinero, pero antaño se hacía ver la valía, virilidad u hombría del aspirante, por lo que se le sometía a pruebas muy peculiares. El pago de La Peseta o «Recibo de La Peseta» da derecho a ser mozo y a «los derechos que otorga el susodicho pago de La Peseta», según se recoge en los recibos expedidos a los mozos, en los que además de ponerse el nombre del mozo, se ponía la fecha y la firma de los «mozos veteranos».
MUESTRAS DE RECIBOS

¿Cómo?

¡ Cómo son Las Marzas !
Hay que tener en cuenta que en realidad las marzas son cantos populares de origen pagano de alabanza a la primavera, a la naturaleza y a las mozas.
Requisitos para cantar:
·Ser varón.
·Ser mozo (soltero)
Los cantos se dividen en varias partes:
-Petición de permiso
-Canto a la Naturaleza
-Cantos al amor (a las mozas)
-Petición de donativos
-Despedida
Las estrofas son de 4 versos (2 para cada grupo), hexasílabos en unas ocasiones y octosílabos en otras y durante el canto se repiten el segundo y el cuarto. La tonada es muy monótona, alternando ritmos lentos con otros más ligeros. No se acompaña de instrumentos musicales.
Llegadas las 12 de la noche del último día de febrero (28 ó 29), y tras haber estado reunidos los mozos en la taberna, se hacen dos grupos para cantar las Marzas.
A la luz de un farol o con candil y linterna, un grupo se coloca al comienzo de una calle y el otro grupo al final; si bien hay que decir que las paradas están fijadas.
El primer grupo pide confirmación al segundo para empezar y comienza cantando la primera marza, que son cuatro versos y no se repite ninguno; en cuanto ha terminado de cantarla, el segundo grupo comienza la segunda marza (ya todas se componen de 2 versos) y se repite el segundo verso, y así hasta completar todas las marzas.
Terminadas, se van a emplazar a otra parada, con el mismo ritual. Con ello se pretende cubrir todo el pueblo, es decir que desde todas las casas del pueblo se puedan escuchar.
Hay que añadir que además del candil, los papeles con las Marzas, se lleva vino (actualmente bebidas espirituosas) para dar más animo y calor a esos ratos. Años en los que ha sido necesaria la presencia de un bidón con leña y fuego para calentar además las manos, porque los pies…
Al día siguiente se volverá a visitar a los vecinos, pero no ya para cantarlos sino para pedir ¡ Viste al desnudo!
RECORRIDO Y PARADAS DE LOS MOZOS CANTANDO LAS MARZAS

¡Viste al desnudo!

Las Marzas son entre otras cosas unos cantos petitorios, es decir, que tras haberlos cantado, los mozos acuden a casa de los vecinos, una a una, para pedir y sacar viandas para poder hacer una merienda.
Es el aguinaldo.
Y es así como se pide: ¡Viste al desnudo!, ¡Viste al desnudo! que lo dice el mozo nuevo o el más joven o cualquier otro.
· Se lleva un cesto con paja, para llevar los huevos que los vecinos van dando.
· Se lleva un ensartador o atizador, un hierro largo de forja, en el que se van ensartando tocinos, mantecas, chorizos, torreznos, morcillas, u otros embutidos o piezas que se puedan ensartar.
· Se lleva una faltriquera, fardel o bolsa de tela para recoger el dinero que cada vecino decida aportar para la merienda de los mozos.

El Opúsculo

En el año 1992 Tierras del Vedo (no existía la Asociación Cultural Bahabón Va Bien) edita un pequeño opúsculo en el que se incluyen las letras de Las Marzas, justificante de pago del recibo de La Peseta, así como alabanzas al lugar donde se desarrollaban las meriendas, léase El Matadero, y diversas anotaciones, como los antecedentes del mozo. Todo ello con el fin de ensalzar esta tradición oral.
Por cierto, tiene un celemín de páginas.
Años antes Carlos Ayala Izquierdo, escribió Las Marzas en un «rollo» de tela, al estilo medieval (o romano) y con textos con caracteres góticos, todos hechos a mano.

EXTRACTOS del OPÚSCULO:

ANTECEDENTES: a los cuales otro mozo le rellenaba la ficha; ejemplo:
-Cantó mal: FATAL
-Se fué a casa: NO
-Pasó frío: SI
-No pidió pal desnudo: VAYA
-Se tomó la aspirina: NO
-Agarró una zorra: SI
-La solló mal: SI
-Murió a uñate: VAYA
-Otros: SI

RECOMENDACIONES:
Que se le encomendaban al mozo, ejemplo:
-Los mozos que hallándose en pueblos litrófones para recibir protección y ejercer sus necesidades no podrán arrncar hojas del opúsculo para limpiarse después de «tirar el pantalón».

PROLEGÓMENOS ACERCA DE «EL MATADERO»
Es menester que el comensar conozca que se halla aposentado bajo una techumbre sazonada desde tiempos inmemoriables por el aroma de los guisos ñy el perfume de las viandas.
Mozos de toda índole y condición han gozado de estas cuatro paredes del trascendente placer de la mesa.
Potajes y estofados, chuletas y morcillas, aves y peces han peregrinado durante cuantiosas roblas, desde los pucheros, marmitas y parrillas a los afortunados cuajos de sabios y menos sabios, de nativos y foráneos, que en esto del yantar no hay castas ni razas ni oficios, sino hambrones o abstinentes.
Arrincone pues el comensal toda preocupación y congoja. De en olvido sus cuitas y cuélgelas al oreo en el umbral de esta noble casa. Sosiegue sus humores, repantínguese, afloje las riendas de su cuerpo, beban un vaso de buen vino y dispóngase a comenzar.

Portada del Opúsculo
Detalles de la primera vez, Antecedentes

Precedentes

Mucho tiempo después de que se considerara a enero como comienzo oficial del año, el 1 de marzo seguía siéndolo para mucha gente. Los romanos en un principio comenzaban el año en este més ya que su calendario era lunar. Posteriormente se cambiaría al cómputo solar con el sistema de año juliano.
Afortunadamente este comienzo de año agrícola y comienzo de la primavera, permaneció de forma pagana en nuestros pueblos celebrándose fiestas con ritos y cantos y festejos diversos. Probablemente es la más antigua de todas las tradiciones que tenemos, y además ha sido hasta hoy de tipo oral.
Los mozos de Bahabón salen la última noche de febrero como en otros pueblos de Burgos, Palencia, Soria, Asturias y Cantabria.
22. Esta noche entra marzo
primavera de verano
23. Y también entra esta noche
el bendito angel de la guarda


Los marzantes dirigidos por los mozos veteranos van en dos cuadrillas de calle en calle, pero primeramente pidiendo permiso.
1. Pa cantar las marzas
licencia tenemos
Del señor alcalde
y vecinos del pueblo


Principalmente es en la zona de la Ribera de Burgos donde se mantiene con más fuerza esta tradición, y de hecho las letras de las Marzas en los distintos pueblos no difieren mucho, salvo en las incorporaciones que ha hecho cada pueblo en forma de romances (ejemplo de Romance del Prisionero) o de picaresca.
73. Mes de mayo mes de mayo
cuando la zorra madruga
74. El que mucho vino bebe
con agua se desayuna
75. Si vas a cantar las marzas
no digas que tienes frio
76. Te llaman el poca ropa
¡ jodete y no haber venido !

La tradición de las marzas se revive en todas las esquinas del pueblo, cantando a las mozas
53. Debajo de tus quiciales
hay unos frescos rosales
54. Debajo de tus puertas
hay unas rosas muy frescas

Las Marzas se inician con versos de cortesía, a autoridades civiles y a autoriadades religiosas, y unas invocaciones de tipo religioso.Las letras incluyen ciclos agrícolas principalmente en referencia a los meses más prósperos del año, los de primavera y de verano.
22. Esta noche entra marzo
primavera de verano
23. Y también entra esta noche
el bendito angel de la guarda
24. Que nos guarde y nos defienda
y nos favorezca el alma
25. Tras de marzo entra abril
con las flores relucir
26. Tras de abril entrara mayo
con las flores relumbrando
27. Tras de mayo entrara junio
con las hoces en el puño
28. Tras de junio entrara julio
segando muy a menudo
29. Tras de julio entra agosto
en que lo remata todo
30. Tras de agosto entra septiembre
¡oh! que lindo mes es este
31. Que se coge pan y vino
y harina en carremolino


Se canta a las mujeres
4. Levantaos damas
a vuestras ventanas
5. Oireis cantar
estas lindas marzas
6. Mozitas hermosas
si quereis oir
7. Estas lindas marzas
que cantan aquí
8. Levantaos damas
de esas blancas camas

9. Abrireis los cofres
nos dareis castañas
10. Levantaos damas
de esos blancos lechos
11. Abrireis los cobres
nos dareis los cuartos
12. Y a las viudas verdes
también las diremos
13. Que para mañana
vendremos a veros

El prisionero

El Romance del Prisionero, uno de los pocos del Romancero Viejo, data de mediados del siglo XIV, aproximadamente. Está emparentado tanto con la poesía épica (para Menéndez Pidal, los romances tienen su origen en la fragmentación de la épica, de la que toman parte de los asuntos y de la métrica) como con la lírica tradicional.
Existen versiones más largas, con otros 26 versos, pero con menor calidad literaria.
Seleccionamos 2 versiones para comparar con la versión que se recoje dentro de nuestras Marzas.

Hay que fijarse en la marza 33 en adelante hasta la 50 incluida, y veremos una versión del Romance del Prisionero, entre una y otra versión de las aquí presentadas. Que lo disfruteis, ya que es uno de los más bellos del Romancero Viejo, de tradición oral.

Romance del Prisionero según Ramón Menéndez Pidal, recogido de tradición oral:

Que por mayo era, por mayo,
cuando hace la calor,
cuando los trigos encañan
y están los campos en flor,
cuando canta la calandria
y responde el ruiseñor,
cuando los enamorados
van a servir al amor;
sino yo, triste, cuitado,
que vivo en esta prisión;
que ni sé cuándo es de día
ni cuándo las noches son,
sino por una avecilla
que me cantaba al albor,
Matómela un ballestero:
¡déle Dios mal galardón!

Romance del Prisionero según el Nuevo Mester de Juglaría:

Mes de mayo, mes de mayo,
el de las regias calores,
cuando las cebadas granan
y los trigos echan flores,
cuando los enamorados
se enraman en sus amores;
unos con naranjas verdes
y otros con agrios limones,
unos con naranjas verdes
y otros con agrios limones,
otros con palabras dulces
que alegran los corazones.
Y yo estoy aquí sola,
metidas en estas prisiones.
Sin saber cúando es de día,
sin saber cuando es de noche,
na’ mas por los pajarillos
que cantan en los árboles;
Uno es la pinta parda
y el otro es el risueñor
y el otro es la tortolilla
de las aves la mejor.